postheadericon El techo de cristal - Fragmento

DRAMATIS PERSONAE

ANNE SEXTON 
(Newton, Massachusetts, 1928 - 1974, Weston, Massachusetts). Poeta y escritora estadounidense

SYLVIA PLATH 
(Boston, 1932 – Londres, 1963). Poeta, novelista, ensayista estadounidense

TED HUGHES 
(West Riding of Yorkshire, 1930 - Londres, 1998). Poeta, dramaturgo y narrador inglés. Marido de Sylvia Plath entre 1956-1963.

ALFRED MULLER SEXTON 
(Boston, 1928-2002). Marido de Anne Sexton

DOCTOR DOG
Psiquiatra de Anne Sexton

WILLIAM
Camarero del Ritz



ESCENA I
4 de octubre de 1974

ANNE SEXTON colgando el teléfono en la cocina de su casa.

ANNE
Amor. Amor he dicho.
Siempre la misma palabra, como si no existiese otra. Y disponemos de millones: melocotón, azúcar, delicuescencia. Te digo amor y se me llena la boca. Me la tengo que tragar con un sorbo de vodka. (Con el vaso en la mano y el abrigo puesto se dirige a su garaje. Entra en el coche, lo arranca y empieza a sonar en la radio Love me do de The Beatles.) Aquí estamos, al fin solas. Juré que iba a fumarme el último cigarro, pero qué demonios si voy a ir al infierno no será por esta mentira.
Sigo teniendo frío, un frío color azul, como si mi sangre flotara en el vaso.
Me tomaría un Martini triple seco. Me gustaría de veras.
Vamos por él. ¿Por qué no? Acelera, Anne.
Con Ringo, Lennon, Paul y el otro, ¿cómo se llamaba el cuarto? Han cambiado. Todos hemos cambiado. Menos tú, que sigues igual.
Igual de joven.
Y más grande, más y más grande, inmensa como una esfinge.
Explícame tu misterio, los acertijos a desvelar.
¿Tuviste miedo? Seguro que tuviste miedo.
Yo no tengo miedo. ¡Deseo que suceda! Sí, lo deseo, más que al mejor de mis amantes, más que al poema perfecto.
Ninguno de los dos existe.
Dime cómo se llega a la inmortalidad, a la fama ya sé. Fama tengo y es una auténtica mierda. ¿Te acuerdas de cómo la codiciábamos? Hubiéramos vendido nuestra alma por un premio tras otro. Algo debimos de poner en venta entonces sino, no seguiríamos hablando de ello once años después.
Oh, Sylvia, ¿lo sentiste así? No sabía que aquello te iba a matar, te lo juro. Las palabras se ablandan, la lengua pesa: Luz, aire, alegría, culpa. Amor.
Alcanzaré la inmortalidad atravesando mi cuerpo y llegaré a ti desnuda, sin palabras.
¡Allá vamos!
Rápido.
Sé dulce con Anne, amiga.

La escena se llena de humo mientras ANNE agoniza.
AddThis Social Bookmark Button