postheadericon Lavar, marcar y enterrar - Fragmento

DRAMATIS PERSONAE

GABRIELA
La dueña de la peluquería.

VERÓNICA
La secuestradora.

LUCAS
El secuestrador.

FERNANDO
El peluquero.

ARTURO
El marido de Gabi.
(representado por el mismo actor de LUCAS)

CARMELO
El amante de Arturo
(representado por el mismo actor de FER)

MÓNICA ROLANDO
Una agente inmobiliario
(representada por la misma actriz de VERÓNICA)


ESCENA I

La obra trascurre en la peluquería CORTACABEZA del madrileño barrio de Malasaña. Su decoración combina varias épocas: publicidad de productos contemporáneos, sofás retro, tecnología punta al servicio de la estética, aparatos obsoletos. En el centro, dos sillas con sus respectivos espejos. A la derecha, la bajada al sótano: escaleras. A la izquierda, la puerta de un baño. Predomina el color rojo.

Suena White Rabbit de Jefferson Airplane. GABRIELA está sentada en una de las sillas de su peluquería. La vigila VERÓNICA, que lleva puesta una máscara de zorro y sostiene una pistola en la mano derecha. Cesa la música. Segundos de tenso silencio. Entra LUCAS. Sube del sótano. Parece cansado. Su cara y sus brazos están llenos de tierra. Lleva un pico en la mano y una máscara de tigre le cubre el rostro.

LUCAS
¿Qué le ha pasado a la música?

VERÓNICA
No lo sé. (A GABRIELA.) ¿Qué le ha pasado a la música?

GABI
Supongo que se habrá acabado.

LUCAS
¿Y no sé puede poner otro CD o lo que estuviese sonando?

GABI
Yo de eso no tengo ni idea. El que se encarga de la música es Fer.

LUCAS
¿Y dónde esta Fer?

VERÓNICA
Está en el baño. Déjale que termine. Estaba muy nervioso. Le dolía el estómago. Le he aconsejado que se siente un rato en el váter y que se relaje.

LUCAS
¿Y para qué quieres que esté relajado? No quiero que nadie se relaje. ¿De acuerdo? (Deja el pico y se acerca a la puerta del baño.) Yo no estoy relajado y nadie tiene por qué estar relajado. ¿Vale? Yo cada vez estoy más nervioso y vosotros aquí arriba cada vez más relajados. (Intenta abrir la puerta del baño. Imposible.) ¿Le has dicho que podía encerrarse dentro del baño?

VERÓNICA
No le ha dado ninguna instrucción respecto a si podía o no podía encerrarse. (A GABI.) ¿Le he dicho algo?

LUCAS
(Golpea la puerta.) Fer, sal inmediatamente de ahí.

GABI
Yo creo que le has dicho: «Vete al baño. Seguro que son gases». Y él se fue al baño.

LUCAS
Y ahora, si no quiere salir, ¿qué hago? ¿Tiro la puerta abajo?

GABI
No habrá terminado. No es que no quiera salir es que aún no habrá terminado.

LUCAS
(Gritando.) Fer, voy a contar hasta diez y como no abras antes de que termine, cojo el pico y me lío a golpes con la puerta y con todo lo que me encuentre dentro, que estoy muy cansado, muy nervioso y con muy poca paciencia.

Silencio.

GABI
(A VERÓNICA.) ¿No iba a contar hasta diez?

VERÓNICA
(Resignada.) Cuenta mentalmente.

GABI
Pues no sé como se va a enterar Fer de que está contando.

LUCAS
Ya está. Dame el arma.

VERÓNICA
No, no. Déjame a mí el arma. Tú tienes el pico y yo el arma.

LUCAS
¡Joder! (Cogiendo el pico.) Venga, vamos a sacar a ese del baño. Tú apunta hacia la puerta mientras yo reviento la cerradura.

VERÓNICA
¿Tu ves bien con la máscara puesta? ¿No te mareas? Los agujeros son tan pequeños que como hagas un movimiento rápido se descolocan y no se ve nada. No te lo he dicho antes, pero esto de las máscaras no es una buena idea. Como pase algo, voy a empezar a disparar a ciegas y se va armar una buena.

VERÓNICA le demuestra a LUCAS su teoría apuntándole a la cara. LUCAS aparta el arma.

LUCAS
¿Y qué quieres que hagamos? No podemos quitarnos las máscaras. Nos podemos dejar que estos dos nos vean y luego nos identifiquen.

GABI
Por eso no se preocupen. Ya están identificados.

VERÓNICA
(A LUCAS.) Tú estás abajo sin máscara pero yo llevo dos horas aquí arriba con la mascarita puesta y me suda la cara.

LUCAS
(Acercándose a GABI.) ¿Por qué dices que ya estamos identificados?

GABI
Pues porque yo ya sé cómo son sus caras. Ya les he visto.

LUCAS
¿Dónde nos has visto?

GABI
Aquí mismo, en esta peluquería.

LUCAS
¿En esta peluquería? ¿Cuándo?

GABI
Hace tres días.

LUCAS
¿Hace tres días? ¿Cómo que hace tres días?

GABI
El miércoles por la tarde, a eso de las siete. Ella vino a cortarse «las puntas» y quitarse volumen. Tú la acompañabas.

LUCAS
Pues te confundes porque no…

VERÓNICA
(Quitándose la máscara.) Venga, Lucas, que ya nos ha visto. No te hagas el tonto.

LUCAS
(Quitándose la máscara.) Y encima me llamas por mi nombre: ¿Quieres darles mi número de DNI también?

VERÓNICA
(Intentando que GABI no les oiga.) Lo primero es que no tendríamos que haber venido esta semana, justo tres días antes. Eso te dije yo. ¿No te lo dije? Te lo dije yo varias veces: ¿quieres ver cómo es el local? Vamos tres semanas antes, dos semanas antes, pero… ¡justo la misma semana!

LUCAS
¿Cómo nos has reconocido?

GABI
Para que no te reconozca una peluquera, hay que taparse el pelo, no la cara. (Señalando a VERÓNICA.) Reconocería esa melena entre cientos.

AddThis Social Bookmark Button