postheadericon Pieza inconclusa para sofá y dos cuerpos - Fragmento

DRAMATIS PERSONAE
BEA
DIEGO

La obra está desarrollada en tres planos. Uno «presente», donde vemos el reencuentro entre BEA y DIEGO, otro «entrevistas» donde confiesan sus sentimientos y pensamientos y otro «hechos» donde vemos los momentos más destacables de la relación.


ESCENA I
Intimidad

DIEGO
Tengo que hacer unos trámites en el centro de la ciudad, así que aprovecho para pasar por la casa donde vive Bea, «su casa». Ella es mi expareja. No nos vemos desde hace año y medio. Pero cada tanto, en realidad siempre, que se publica o hay una exposición de fotos mías yo le envío los recortes o una invitación. No sé por qué lo hago; tal vez porque pienso que puede interesarle o porque es una manera de seguir en contacto, de estar presente, mi manera… Pero ella nunca me contesta ni viene.
Desde que nos separamos no hemos vuelto a hablar. Le he puesto un mensaje diciendo que voy a pasar a buscar un catálogo de fotos que quedó en su casa de la época en la que vivíamos juntos y me ha respondido solo con una palabra, «vale».
Cómo pude tener tanta intimidad contigo… La verdad no sé como va a recibirme ni que me va pasar a mí cuando la vea, pero aquí estamos.


ESCENA II
El tren

La escena transcurre en un tren, BEA y DIEGO no se conocen pero hace un tiempo coinciden en el mismo tren a la misma hora.

BEA
La verdad que hay rutinas que pueden ser agradables, otra vez el mismo hombre.

DIEGO
¡No lo puedo creer! ¡De jàvu! Bueno disimulemos a ver sí se va a dar cuenta y quedo como un baboso.

BEA
¿Por qué moverá tanto las manos? Seguro que es un manojo de nervios, pero es guapo.

DIEGO
¡Qué estilo que tiene! Siempre me gustaron las de pelo corto.

BEA
¿Qué llevará en ese bolso? Parece una cámara o algo así. Bah, este pinta de médico no tiene. ¿A dónde ira?

DIEGO
Va muy arreglada, debe ser ejecutiva o algo parecido. ¡Pero qué guapa es!


BEA
Tiene una mirada inquietante, debe ser profundo, ¿o será un aburrido? No, no creo.

DIEGO
¿Tendrá pareja? Siempre viaja sola, aunque la verdad eso no tiene nada que ver.

BEA
Este debe ser un simpático encubierto, ¿estará solo? Anillo no lleva, bueno hoy en día eso no quiere decir nada.

DIEGO
Si levanta la mano es una señal y le digo algo, ¿pero qué? Ya sé, le pregunto la hora. No, eso no sirve, se me ve el reloj.

BEA
¿Estará preocupado? Parece como si estuviera pensado en algo importante, a lo mejor tiene que tomar una decisión en el trabajo. ¿Por qué se toca tanto la cabeza? Nervios, seguro. Si yo fuese su chica le hacía unos masajes y le dejaba relajado.


DIEGO
En la cama, en la cama, a ver pensemos, ¿cómo será en la cama? Mmm, no así seguro que no.

BEA
Cuidado que me va a pillar. Los que miran así son de pocas palabras y besos largos, uff, hace cuanto que no me besan como a mí me gusta.

DIEGO
¡Me miró! Estoy seguro, ¿o me estoy comiendo la cabeza?

BEA
Me dan ganas de conocerle, ¿pero cómo? ¡Ay, que ganas!

DIEGO
Sonrió, fijo, no puedo estar tan loco. ¿Cómo hago para hablarle? ¿Qué le digo? ¡Venga, que se va a bajar!

BEA
Ya sé, le pregunto si falta mucho para Atocha, ¡ay, no! Si la acaban de anunciar, ¿estoy tonta o que? Si ni le conozco.

DIEGO
Cuando el tren llegue a la estación algo le digo, ¡esta es la mía! ¡Esta es la mía! Esta es la mía!

BEA
Bueno si no me animo no pasa nada, total seguro que mañana me lo encuentro de nuevo.
AddThis Social Bookmark Button