postheadericon Seré breve - fragmento

ALL YOU NEED IS LOVE

Incluida en la obra EL MANUAL DE LA BUENA ESPOSA

En abril del 2010, el Vaticano, a través del «L´osservatore romano» perdona los pecados de Los Beatles, ya que ellos afirmaron en la década de los sesenta que eran más grandes que Jesucristo.

1965. MARI CARMEN y ASUNCIÓN, dos chicas de 17 años, están haciendo estiramientos y ejercicios con mucha energía y decisión.

 

ASUNCIÓN

¿Juráis por Dios daros siempre al servicio de España y su Caudillo?

 

MARI CARMEN

¡Sí, juro!

 

ASUNCIÓN

¿Juráis no tener otro orgullo que el de la Patria y el de la F.E.T y de las J.O.N.S con obediencia y alegría, ímpetu y paciencia, gallardía y silencio?

 

MARI CARMEN

¡Sí, juro!

 

ASUNCIÓN

¿Juráis lealtad y sumisión a nuestros jefes, honor a la memoria de nuestros muertos, impasible perseverancia en todas las vicisitudes?

 

MARI CARMEN

¡Sí, juro!

 

ASUNCIÓN

¿Juráis donde quiera que estéis obedecer y respetar a nuestra jerarquía del primero al último rango?

 

Silencio.

 

ASUNCIÓN

¿Juráis donde quiera que estéis obedecer y respetar a nuestra jerarquía del primero al último rango?

 

Silencio.

 

ASUNCIÓN

Ay, María del Carmen, ¿juráis…?

 

MARI CARMEN

¡¡NO LO JURO!! ¡No puedo jurarlo! ¡No puedo!

 

ASUNCIÓN

¿Pero qué te pasa?

 

MARI CARMEN

He desobedecido y he faltado al respeto a nuestra jerarquía, a nuestra Excelentísima Directora y a nuestro Santo Papa de Roma Pablo VI... A mi familia, a mis amigos… Al Generalísimo y a España entera… He pecado, Asun, he pecado… ¡Y de qué manera!

 

MARI CARMEN cae de rodillas al suelo.

 

MARI CARMEN

¡Dios mío, perdóname! ¡Perdona a esta pobre sierva pecadora!

 

ASUNCIÓN

Seguro que no es tan malo lo que has hecho, a lo sumo algún pecadillo venial, que ya sabes que no rompe la amistad con Dios y solo…

 

MARI CARMEN

¡He hecho algo abominable! Pecado mortal de necesidad.

 

ASUNCIÓN

Me estás asustando, María del Carmen… Voy a avisar a la delegada.

 

MARI CARMEN

¡No, a la delegada no! Si ella se entera de que yo… de que yo… ¡No me dejarían jurar el 15 de octubre! ¡Y quiero ser de la sección femenina!

 

ASUNCIÓN

Y lo serás. Siempre has sido un gran ejemplo de conducta, María del Carmen.

 

MARI CARMEN

¡No! Ya no, Asunción, porque yo ya no soy yo El diablo se ha apoderado de mí. Y de vez en cuando, hale, obra a su antojo… No puedo controlarle… Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante vosotros, hermanos, que he pecado mucho de…

 

ASUN le suelta un tremendo bofetón. MARI CARMEN se calma al instante.

 

ASUN

¿Mejor?

 

MARI CARMEN

Mucho.

 

ASUN

¿Te doy otra?

 

MARI CARMEN

No, gracias.

 

ASUN

Y ahora, cuéntamelo, María del Carmen.

 

MARI CARMEN

¿Sea lo que sea, Asunción?

 

ASUN

Sea lo que sea, María del Carmen. Soy tu amiga. Y juro que siempre te apoyaré.

 

MARI CARMEN

Hoy por la mañana salí de casa, como siempre, vestida con mi conjunto gris marengo, como siempre, dispuesta a ir a la tienda de ultramarinos de mis padres y ayudarles, como siempre. Pero… no lo hice.

 

ASUN

¿No?

 

MARI CARMEN

No. De repente, y no me preguntes cómo ni por qué, porque no era yo, me metí en los Almacenes Sepu y… No puedo continuar…

 

ASUN

Si puedes, compañera, ánimo.

 

MARI CARMEN

Me metí en los Almacenes Sepu y… Me compré una minifalda.

 

ASUN

Virgen Santísima… (Se santigua.) ¿Una minifalda?